Con la finalidad de garantizar a nuestros pacientes el mayor confort y la ausencia total de dolor durante nuestros tratamientos, ofrecemos cuatro modalidades diferentes de anestesia, dependiendo de la complejidad del acto médico y del estado psico-físico del paciente:

1- Anestesia tópica y local simplemente.
2- Anestesia local con Sedación vía oral.
3- Sedación intravenosa consciente realizada en nuestra clínica, bajo la supervisión de un Médico Anestesista.
4- Anestesia general, en medio hospitalario.